Cada uno de los reconocimiento que me han hecho a lo largo de mi vida siempre ha sido un motivo de orgullo y satisfacción, pero esta vez es algo más ya que es, a mi entender, el reconocimiento al saber hacer las cosas bien, al no rendirse jamás y a llevar orgulloso la marca España por bandera a todo el mundo.

He sido reconocido por la Cámara de Comercio España-EE.UU. como Ejecutivo del Año, otorgándome el premio Ponce de León por la labor realizada en el ámbito internacional, la perseverancia, visón global y compromiso profesional a lo largo de mi vida.

Un Premio que tenía que haber recogido este pasado viernes Florida, como conmemoración al 40 aniversario de la Cámara, pero que ha tenido que ser pospuesta hasta que las condiciones de seguridad sean óptimas para todo el mundo.