Hay paradas en el camino que son realmente especiales, y Polonia es una de ellas. Cada vez que vuelvo a este país siento el cariño y el calor de nuestros amigos allí, que nos abren las puertas de sus restaurantes para disfrutar de nuestros vinos. Esta bonita sensación se hace más intensa gracias a nuestro distribuidor DeSabor, que siempre hace de nuestra estancia allí un placer.

Esta pasada semana llegamos allí y fuimos directos a una cena en el fantástico restaurante de Varsovia, Stray Dom. Pero sin duda, lo que nos esperaba al día siguiente era realmente espectacular. Pudimos disfrutar de una cena maridaje en Flaming & Co en la que sin duda el protagonista fue Malleolus. Quise trasladar a los allí presentes los valores en los que se basan nuestros vinos, nuestra historia y las características más especiales de cada uno de nuestros Malleolus. Además, tuvimos una compañía de excepción, la de Jamones Blázquez, un buen embajador de la calidad del producto español.

¡Todo un placer viajar al lado de los vinos de Emilio Moro en Polonia y sentir que cada vez son más los enamorados de nuestros vinos allí!