El pasado lunes, 7 de octubre celebramos en Emilio Moro la entrega de premios de la IV edición de Mi Primera Vendimia, una iniciativa con la que cada año estoy más ilusionado. Se trata de un proyecto que tiene como objetivo fomentar la creatividad de los niños y jóvenes de Castilla y León proponiéndoles plasmar la cultura y valores de la Ribera del Duero. ¡Y qué nivel nos hemos encontrado!

En el acto de entrega de premios estuvimos maravillosamente acompañados por la consejera de Educación de Castilla y León, María del Rocío Lucas Navas, y por alumnos y profesores de los seis centros educativos ganadores. Allí entregamos los cheques a los primeros y segundos premios por una cuantía de 700€ y 300€ respectivamente, que irán destinados a la compra de material escolar, siempre muy necesario.

Es, sin duda, una iniciativa muy enriquecedora porque los más pequeños pueden sentir en primera persona la vendimia tal y como la conocemos nosotros, cortando los racimos y probando las uvas listas para ser convertidas en mosto. Además, para completar la jornada, pudieron participar en divertidos talleres.

Nos encanta ver cómo desde jóvenes se empapan de la Ribera del Duero y de la labor que aquí llevamos a cabo. ¡Os esperamos el año que viene!