Como ya os llevo comentando desde hace un par de semanas, la innovación es más protagonista que nunca en nuestros pilares básicos hasta convertirse en uno de los fundamentales. Esta semana hemos recibido a Astibot, la startup ganadora de nuestra I edición de los Premios a la Innovación, y no nos ha podido hacer más ilusión.

No sabéis qué orgulloso me siento al ver que proyectos con tanto talento y con unas ideas brillantes están dispuestos a revolucionar el mundo del vino con nosotros. En esta edición, Astibot y su robot nos ayudarán con las labores de poda en el campo, ¡todo un invento!

No éramos conscientes de lo lejos que podía llegar este Premio cuando lo lanzamos. Todas las ideas increíbles que nos han llegado nos han demostrado que la innovación cada vez está más cerca de trabajar a la par con la tradición.

Ha sido muy emocionante ver y estudiar todos y cada uno de los proyectos que se han presentado. ¡Quién lo iba a decir! Aquello que llevamos haciendo años en el campo por intuición, hoy día podemos perfeccionarlo con ayuda de las últimas tecnologías a nuestro alcance. Y, a pesar de los meses tan difíciles y diferentes que estamos pasando, nos habéis demostrado que quien tiene ilusión y sueños por cumplir, puede con cualquier barrera que quiera impedírselo.

Siempre digo una frase, y con el paso de los meses cada vez se hace más realidad: “la innovación de hoy será la tradición del mañana”.