EL BIERZO MAYO 2019-22

El estado fenológico que están experimentando nuestros viñedos es la floración. A partir de ahora y con la llegada del buen tiempo solo queda esperar a que las uvas vayan creciendo y madurando.

En la Ribera del Duero el invierno ha venido muy seco, ha sido un año con pocas lluvias y algo tardío… Y cuando la sequía es la protagonista la cosecha que nos espera suele ser corta.

No obstante, el estado sanitario es bueno y la calidad de la uva se espera muy buena, de hecho, los años secos son años de uva de gran calidad.

Ahora seguimos mirando al cielo, dejamos que la naturaleza haga su trabajo y responda de la mejor forma posible y seguimos mimando nuestros viñedos para que la vendimia de 2019 nos traiga nuevas alegrías.