A lo largo del año asisto a diferentes encuentros, eventos y charlas de networking donde directivos y CEOS compartimos nuestra experiencia y conocimiento acerca de nuestros sectores, jornadas realmente productivas y enriquecedoras donde te das cuenta de todo lo que aún te queda por aprender.

Cumbre CEO es una cita obligada cada año, un encuentro donde entre todos miramos al futuro, a los crecientes desafíos de la sociedad en la que vivimos en busca de nuevos caminos para el éxito.

Además, en esta cumbre tengo siempre la oportunidad de acabar mi intervención con aquello que es mi pasión, con una cata de vinos donde todos los asistentes descubren cómo el vino es un auténtico catalizador de las relaciones humanas.

A pesar de las apretadas agendas que todos tenemos, creo firmemente en este tipo de eventos y pienso que es necesario acudir a ellos para seguir aprendiendo y creciendo como profesionales.