Sin entrar en las banales discusiones políticas, de sí la crisis ha terminado o no, lo que sí es cierto es que la temperatura económica ha subido. El trabajo que hemos llevado a cabo estos años en temas comerciales y de marketing a nivel internacional, y que por supuesto, seguiremos realizando, deja paso ahora a otros planes más acordes con nuestra filosofía y nuestra forma de ser.

Desde nuestra Bodega, queremos profundizar todavía más en nuestra RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA y atender no sólo cuestiones sociales, que también, si no apoyar la cultura que nos identifica como región, pueblo o nación, con una sola riqueza que muchas veces son la base de nuestros valores como personas.

Queremos que la riqueza cultural que tenemos sea reconocida a nivel internacional, y todo ello a través de ese fluido, que es el mejor catalizador de Relaciones Humanas, como es el vino.

Me siento orgulloso de poder apoyar iniciativas como la que tendrá lugar en el Museo Casa Lis de Salamanca. El centro albergará en los próximos meses una exposición de “Coco Chanel y sus amigos”. En la muestra, Bodegas Emilio Moro y la figura de mi abuelo Emilio estarán muy presentes.

Con estas iniciativas lo que buscamos es llevar la cultura del vino a otros eventos que son símbolo de nuestra identidad nacional.

Queremos, desde esta Bodega familiar, apoyar y fomentar la cultura del vino como producto saludable, capaz de exaltar valores tan escasos como la Amistad y el Compañerismo. Queremos acercarnos a los jóvenes, buscamos llegar a las universidades, con el objetivo de que nuestros estudiantes conozcan de cerca este maravilloso mundo y aprendan a beber con moderación.

Tenemos un año lleno de novedades que espero que os gusten y que podamos llegar a compartir con todos vosotros.

Muchas gracias amigos.