Aunque este 2020 se empeñe en ser un año complicado, en las bodegas queremos demostrar que siempre hay un lado positivo, que nada es tan malo como parece si le ponemos actitud, ganas y pasión, y de eso nunca nos falta.

Puedo decir inmensamente orgulloso que este año hemos impulsado un proyecto que nos está dando muchas alegrías y sobre todo nos hace sentir orgullosos de nuestro equipo. Hablo del Programa de Intraemprendimiento Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21. Un proyecto que nació con el objetivo de impulsar el talento que tenemos en casa  y combinarlo con las ideas del ecosistema emprendedor para obtener fantásticos resultados en materia de innovación.

Elegimos tres retos propuestos por algunos de nuestros colaboradores, Álvaro Maestro, Julia Ruiz y Carlos Cantero, y los lanzamos al entramado de startups para que fueran ellas las que marcaran la diferencia encontrando la mejor manera de resolverlos. Cleverpy, SanRob y Cubic Fort fueron las que consiguieron dar con la tecla, y ahora, junto a los emprendedores, han comenzado un camino de aprendizaje y mucha innovación.

Esta semanas hemos recibido ya a dos de ellas en bodega para poder agradecerles su inmenso talento, y comenzar nuestra andadura juntos. ¡Larga vida a la innovación!