Aquello que sentíamos que estaba muy lejos está ya presente en nuestras rutinas. Con el paso de los años, las nuevas tecnologías se han ido incorporando en nuestras vidas, pero de repente, con la pandemia, se han vuelto cotidianas. Hemos cambiado las bibliotecas físicas por las virtuales, el periódico cada vez lo leemos más en nuestros móviles, y ni hablar de las compras. Nuestros hábitos han cambiado y hemos introducido ya como algo del día a día la compra por internet, o como lo denominan los expertos, el e-commerce.

Eso que veíamos tan lejos ha llegado a nuestros días, y podemos decir con certeza que el futuro es ahora. Nosotros, desde Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21, no nos íbamos a quedar fuera del cambio, sino que nos hemos adaptado de la mejor forma que hemos sabido. Con la campaña #EmilioMoroUne y #Cepa21une hemos hecho llegar nuestras referencias a miles de hogares españoles durante la cuarentena. Sin poder salir de casa, hemos sido capaces de seguir en cada una de las vuestras poniendo el aroma de nuestros vinos a cada plato, vermú o videollamada.

Reconozco que me choca la idea de comprar por Internet. Cada vez que lo pienso, me vienen a la cabeza muchos recuerdos de cómo empezamos nosotros vendiendo nuestros vinos, que no era otra que recorriendo los pueblos con la furgoneta familiar, pero tengo que reconocer que me gusta. Me gusta el cambio, me gusta poder llegar a cada rincón sin necesidad de salir de casa, ya que nos permite llegar a aquellos que no pueden venir a visitarnos. Adaptarse nunca es fácil, pero saber que Pesquera de Duero está llegando a cada rincón de la península, me impulsa a seguir aprendiendo y creciendo en este campo.

Todo esto no quiere decir que no os vayamos a acoger en nuestra bodega, ¡al contrario! Queremos que todos podáis tener un pedacito de nosotros de una manera u otra. Como ya os conté la semana pasada, las tiendas físicas de ambas bodegas ya están abiertas, así que, a todo aquel que pueda, ¡le esperamos encantados con los brazos bien abiertos y una gran sonrisa debajo de nuestras mascarillas!

Renovarse o morir, siempre se ha dicho, y a nosotros nos gusta superarnos día a día en cada reto que se interpone en nuestro camino. E-commerce, ¡esto no ha hecho más que empezar!