desayunos soidarios2

Comienza el 2019 y yo lo hago desde la parroquia de San Antón del Padre Ángel, en Madrid. Como ya os he contado en ocasiones anteriores, este nuevo año tenemos nuevos proyectos solidarios que vamos a poner en marcha a través de la Fundación Emilio Moro y el voluntariado en esta parroquia es uno de ellos. Una iniciativa que me hace especial ilusión ya que todos los trabajadores de Bodegas Emilio Moro y Cepa 21 Bodegas podrán formar parte activa.

Una acción solidaria de la Fundación Emilio Moro que parte de los sólidos valores que nuestro padre nos inculcó y que mucho ha tenido que ver en que nos mostremos sensibles y dispuestos a implicarnos en causas en las que podamos aportar nuestro granito de arena.

Este viernes he sido voluntario en la parroquia sirviendo desayunos y esta experiencia me ha hecho ser consciente de toda  la gente que lo pasa mal a diario. La vida, en ocasiones, no lo pone fácil. Algunas personas aciertan a salir adelante y otras, simplemente, no pueden. El día en el que entré por primera vez en la iglesia de San Antón, algo profundo cambió dentro de mí. Cuando ves a personas con problemas severos pidiendo ayuda y expresando su fe mediante la oración, no puedes evitar conmoverte. Con el apoyo de todo el equipo de las Bodegas queremos ayudar a confortarlos.