Hace un año me surgió la oportunidad de subirme a una grúa en Times Square, en Nuevo York, en el corazón del mundo, junto con el artista Domingo Zapata para pintar un mural que representaba la icónica cultura española. Allí estuve mirando a lo ojos a mi respeto a las alturas para hacer historia. En ese viaje yo le propuse a Domingo que plasmara su arte en nuestras etiquetas. Teníamos en camino un nuevo vino, Polvorete, y quería que las etiquetas de los vinos del Bierzo fueran su lienzo. Él aceptó y aquí comenzó todo.

Estuvimos en enero de este año visitando el Bierzo juntos. Viajamos por sus tierras, conocimos a sus gentes, disfrutamos de su gastronomía y nos empapamos de su esencia. Así nació la nueva imagen de nuestras pequeñas joyas del Bierzo: El Zarzal y La Revelía primero y con la llegada de Polvorete se marca un antes y un después en la presentación de estas referencias tan queridas bajo el lema Del Bierzo al Mundo.

Por que en Emilio Moro no hacemos vino, creamos vino y junto con Domingo Zapata hemos hecho del godello un arte.