Muchas veces me preguntan por cómo está afectando el Coronavirus y la situación actual al mundo del vino y en concreto a Bodegas Emilio Moro. Mi respuesta es la misma: Nos adaptamos a la situación y seguimos adelante poniendo como prioridad la seguridad de todos nuestros trabajadores.

Desde la llegada del Coronavirus a nuestras vidas hemos desarrollado e implantado protocolos de actuación y de seguridad frente a esta amenaza tanto en nuestra bodega como en nuestras vidas para que todos nuestros colaboradores tengan la máxima seguridad a la hora de desarrollar su trabajo.

El mundo del vino es un organismo vivo que no puede detenerse ya que las plantas necesitan cuidados y nosotros velamos por su seguridad, así como el desarrollo del vino desde los depósitos hasta que es embotellado y finalmente llega al consumidor.

Nuestra responsabilidad por seguir adelante y contribuir a que la economía del país no se estanque está ahí y cumplimos con nuestras obligaciones.