Dos fueron los primeros vinos que elaboramos 100% con uva godello en nuestra segunda casa, El Bierzo, que nos acogió con los brazos abiertos y que hoy cuenta con una nueva incorporación en al familia: Polvorete.

Os voy a contar un poco de cada uno de ellos para que veáis que vinos que proceden de la misma tierra y la misma variedad de uva, en su elaboración adoptan características que los diferencian y los hacen únicos.

Polvorete es el más joven de la familia, un vino de concordia, de barra, de amistad, un vino para que, con un trago, hiciera más fácil vivir estos momentos. 8 meses en crianza sobre lías otorgan a este vino la suficiente complejidad para saborear un vino diferente.

El Zarzal es un vino juvenil pero ya maduro con esa media crianza en fudre de 2500L. Las bondades del Bierzo están expresadas en este vino de una manera muy acertada.

La Revelía, la joya de la corona, es seductor por su complejidad, tiene toda la vida por delante para dar su máxima plenitud, la 3ª añada de este vino que va consolidando nuestro conocimiento del Bierzo, que va perfilando nuestro vino soñado.

Tres vinos blancos, tres personalidades totalmente distintas.