Hoy es el último domingo del 2020. Un año que, sin duda, ha sido completamente inesperado y difícil. Recuerdo que comenzamos el año con fuerza, con ilusión y con ganas de crecer más que nunca. Y a pesar de las dificultades, lo hemos hecho, no tengo duda. Hemos sabido transformar las dificultades en oportunidades y lograr un aprendizaje único, que se basa en valorar lo que tenemos más que nunca, en seguir siendo innovadores, en potenciar nuestra solidaridad en los momentos que más se necesitan y en ser fieles a nuestra esencia. Solo así hemos conseguido llegar donde estamos hoy y seguir escribiendo nuestra historia.

Pero es momento de poner la vista en 2021, de mantener una actitud positiva y de soñar a lo grande. Porque la incertidumbre está ahí, pero no va a poder con nosotros. Sabemos que el camino no siempre es fácil, pero la pasión y las ganas mueven montañas, y hemos demostrado durante todo este tiempo que somos capaces de transformar un año que se ha empeñado en ponérnoslo complicado, en pequeños momentos en los que hemos brillado y conseguido ver la luz en los que nos rodean.

¡2021, vamos a por ti, y lo haremos brindando!