Malleolus es una palabra latina que significa majuelo que es como se denominan a los viñedos en mi pueblo natal Pesquera de Duero, en la provincia de Valladolid. Malleolus a día de hoy tienen un significado mucho más profundo ya que con su nacimiento cambiaron muchas cosas en la manera de elaborar vinos en la Ribera del Duero.

Los vinos de mi tierra eran conocidos por ser vinos con mucho cuerpo, vinos tosco, vinos para tomar «con cuchillo y tenedor» que decía mi padre. Lo importante para hacer un buen vino es haberlo soñado primero y con Malleolus así fue. Comenzamos a variar la manera de elaboración cambiando la barrica de toda la vida a barricas francesas lo que le otorgaba unas características únicas al vino consiguiendo vinos con más finura, elegancia y carácter. Conseguimos llevar al siguiente nivel esos vinos con alma de la Ribera del Duero pero poniendo nuestro toque personal.

A partir del nacimiento de Malleolus comenzamos a dar nombre propio a cada vino otorgándoles así una personalidad inconfundible y dejando de poner en nuestras etiquetas las categorías de joven, crianza y reserva.

Una revolución que comenzó hace veinte años como un sueño se ha convertido en una realidad y en un referente en el mundo del vino cuando hablamos de Malleolus.